Síndrome de clase turista


Sindrome de Clase Turista
José Federico Saabi, MD.
Jefe de Cardiología del Hospital de San Ignacio. Universidad Javeriana. Bogotá, Colombia.

¿Qué es el síndrome de clase turista?

En 1998 fue acuñado el término de Síndrome de la clase turista para describir la relación entre el viajero y la trombosis venosa, asociada a la inmovilidad de viajes prolongados, en especial los vuelos de larga duración, aparentemente favorecido además, por la presurización de la cabina, sin excluir los viajes prolongados en automóviles o trenes.

Los largos viajes en avión pueden tener una relación con la aparición de trombosis, aunque este vínculo parece ser muy pequeño y afecta a pasajeros que sufren de circunstancias de riesgo añadidas.

¿Cómo se manifiesta?

Los efectos no siempre se sufren durante el viaje o inmediatamente después, sino que pueden aparecer algunos días más tarde, con lo que la enfermedad no se relaciona con el trayecto en avión. La mayoría de la gente no se da cuenta de que puede estar desarrollando un pequeño coágulo de sangre y un reducido número puede tenerlo en el pulmón o el corazón.

¿Cómo se previene?

Llevar medias o calcetines elásticos puede prevenir la formación de trombos. Se han hecho algunas investigaciones sobre el efectos de este tipo de viajes en 200 voluntarios, todos ellos mayores de 50 años. Se les realizó un chequeo antes de un vuelo de ocho horas de duración. Unos días después se les realizaron otros exámenes que mostraron que ninguno de los pasajeros que había llevado en el vuelo medias o calcetines elásticos desarrollaron ningún trombo. En cambio, 12 de los que no los llevaron, desarrollaron pequeños síntomas de ellos en las piernas.

Quien está más propenso a presentarlo?

Este riesgo es más importante para las personas que tienen antecedentes previos de trombosis, si sufren obesidad, si toman anticonceptivos, si padecen cáncer o si han sido sometidos a una reciente operación quirúrgica. Tampoco puede descartarse que este síndrome, aunque puede ser más común en viajes largos, se produzca en trayectos más cortos, sobre todo si el pasajero tiene otros factores de riesgo.

¿Qué consecuencias trae? Porqué es mortal?

El posible impedimento de la circulación puede producir coágulos que pueden llevar al viajero, si presenta factores de riesgo, a una trombosis de características mortales.

¿Una vez sospechado, que puede hacer un turista? Que síntomas produce ?

Hay que estar alerta a síntomas como dificultades respiratorias causadas por trombosis originadas en los pies y que bloquean las arterias pulmonares. Durante el viaje se deben hacer ejercicios leves, evitar calcetines y ropas apretadas que impidan la circulación y no consumir bebidas alcohólicas.

¿Cuanto tiempo tiene antes de consultar al médico? Que clase de médico lo debe manejar?

Estos casos deben ser manejados por un cardiólogo preferiblemente, pero cualquier médico está en capacidad de ofrecer un tratamiento a este síndrome.

¿Se puede dar un tratamiento inicial, empírico por el paciente o sus familiares?

Seria conveniente tomar precauciones para minimizar el riesgo. Educar al paciente para que realice durante el viaje ejercicios sencillos, como estirar las piernas periódicamente para contraer los músculos de las piernas, lo cual facilita el retorno venoso, y evaluar la utilidad de la antiagregación con aspirina en aquellos pacientes que no presenten contraindicaciones.

Cada año unos 1.600 millones de pasajeros vuelan en avión y en ningún caso se les informa sobre los posibles riesgos y las medidas de precaución, como levantarse con frecuencia, beber líquido que no sea alcohol y no llevar ropas apretadas.

Los expertos consideran que, si bien este síndrome ha sido calificado como "de la clase turista", el tamaño de los asientos tiene poco que ver con su aparición.

Los expertos tampoco han podido concluir que el síndrome de la clase turista pueda darse en otros tipos de medio de transporte, pues no existen las evidencias suficientes que permitan hacer una estimación de los riesgos.