Rabia

¿Qué es la rabia?
La rabia es una enfermedad viral que afecta el sistema nervioso central (cerebro y médula espinal). Se transmite de los mamíferos infectados al hombre y una vez que los síntomas aparecen, casi siempre resulta fatal. Afortunadamente.

¿Quiénes contraen la rabia?
Todos los mamíferos de sangre caliente, incluido el hombre, pueden contraer la rabia. Entre los animales silvestres, la rabia suele ser más común en los mapaches, los murciélagos, los zorrillos y los zorros.

¿Cómo contraen la rabia los seres humanos?
Los seres humanos pueden contraer la rabia al estar expuestos a la saliva o el tejido nervioso de un animal con rabia, a través de una mordida o un arañazo. En casos raros, la exposición también puede ocurrir si la saliva o el tejido nervioso entran en contacto con una herida reciente (que haya sangrado durante las 24 horas anteriores) o con una membrana mucosa (ojos, nariz, boca). También han ocurrido algunos pocos casos de transmisión entre seres humanos, en personas que han recibido un transplante de córnea y se desconocía que el donante estaba infectado con rabia.

¿Es posible que las personas estén expuestas a la rabia sin saberlo?
Los murciélagos poseen pequeños dientes afilados, cuya mordedura podría causar una herida sin perforación visible o dolor perceptible en el lugar de la mordedura y por lo tanto, es posible que la persona no se percate de que ha sido mordida, tal como se describe a continuación. Las siguientes situaciones indican una probabilidad razonable de que pueda haberse producido una exposición:

contacto entre la piel descubierta de una persona y la cabeza de un murciélago (o cualquier otra parte del murciélago, mientras no se le vigilaba directamente)
un murciélago encontrado en una habitación donde duerme una persona
murciélago encontrado en una habitación donde se encuentre un menor solo
en ciertas circunstancias, un murciélago encontrado cerca de un menor solo, al aire libre
un murciélago encontrado en una habitación con una persona bajo la influencia del alcohol, drogas u otro impedimento mental o sensorial
¿Qué debería hacerse si se encuentra un murciélago en interiores?
Si encuentra un murciélago en alguna de las situaciones que indiquen probabilidad razonable de exposición, el animal debe ser capturado y sometido a exámenes para detectar si padece rabia. Para que el murciélago no escape, cierre puertas y ventanas de la habitación y deje a una persona vigilando mientras una tercera busca un tarro de café, una tapa, guantes u otros elementos similares para capturar al animal. Además, puede ponerse en contacto con las autoridades sanitarias de su condado para solicitarles información acerca de la forma de capturar un murciélago y enviarlo a pruebas para detectar la rabia. Si está seguro de que el murciélago no ha entrado en contacto con una persona ni con una mascota, puede abrir una ventana para dejarlo ir. No salga de la habitación hasta que haya visto salir al murciélago por la ventana y ciérrela una vez que el animal haya salido.

¿Cuáles son los síntomas de la rabia?
Entre los primeros síntomas se encuentran la irritabilidad, el dolor de cabeza, la fiebre y en algunos casos, picazón o dolor en el lugar de la exposición. Con el paso de los días, la enfermedad provoca parálisis, espasmos de los músculos de la garganta, convulsiones, delirio y finalmente, la muerte.

¿Cuánto después de la exposición surgen los síntomas?
El periodo de incubación (es decir, el tiempo que transcurre entre la exposición al virus y la aparición de los síntomas) es variable, aunque suele ser de dos a ocho semanas. Se han informado casos de periodos de incubación de más de un año.

¿Cuál es el tratamiento contra la rabia?
En primer lugar, es necesario lavar la herida con abundante agua y jabón. El tratamiento consiste en una dosis de inmunoglobulina antirrábica (la dosis depende del peso del cuerpo) y cinco dosis de vacuna antirrábica aplicadas los días 0, 3, 7, 14 y 28 después de la exposición. La inmunoglobulina antirrábica debe administrarse lo antes posible tras la exposición. La cantidad total debe aplicarse, si fuera posible, en la herida. La primera dosis de la vacuna deben ser administrada al mismo tiempo, pero en un lugar distinto, por lo general en la parte superior del brazo.

¿Qué sucede si no se trata la exposición a la rabia?
En algunos casos, la exposición a un animal que padece rabia no se traduce en el contagio de esta enfermedad. Si se recibe tratamiento rápidamente tras la exposición a la rabia, es posible evitar la mayor parte de los casos de esta enfermedad. Los casos que no reciban tratamiento terminarán, irremediablemente, en muerte.

¿Qué puede hacerse para proteger a las mascotas contra la rabia?
Todo gato, perro y hurón deben ser vacunados contra la rabia a partir de los tres meses de edad y nuevamente un año después. Después de esto, deben volver a recibir regularmente la vacuna cada uno a tres años, dependiendo de la vacuna que se utilice.

¿Por qué es importante vacunar a las mascotas?
La vacunación de las mascotas es importante porque los animales vacunados sirven como una barrera entre los animales silvestres y las personas, para evitar la propagación del virus de la rabia.

¿Qué debe hacerse si una mascota vacunada pelea con otro animal?
Cada vez que su mascota pelee con un animal silvestre o con otra mascota, póngase en contacto con la autoridad sanitaria de su condado para que le instruya sobre la forma de proceder. Aun cuando su mascota esté vacunada, es posible que sea necesario volver a vacunarla dentro de los cinco días siguientes al incidente. Si su mascota ha peleado con un animal del que se sabe o sospecha que padece rabia, la nueva vacunación evitará que su mascota se contagie con rabia a raíz del incidente.

¿Qué se puede hacer para prevenir el contagio de la rabia?
Para evitar la exposición a la rabia, siga estos consejos:

retire todo perro y gato callejero
vacune a todas sus mascotas y mantenga sus vacunas al día
evite el contacto con animales silvestres, especialmente con aquellos que no actúen en forma normal.