Quistes ováricos

Los quistes son unas bolsitas o sacos llenos de líquido o de un material semisólido que se forman o desarrollan en un ovario o en ambos.

La mayoría de las mujeres tienen quistes ováricos en alguna etapa de su vida. La mayoría de estos quistes son benignos y no causan síntoma alguno. Sin embargo, se pueden confundir con otras patologías que ocasionan ovarios quísticos, en especial la enfermedad poliquística del ovario o neoplasias verdaderas del ovario (cáncer de ovario).

Los quistes son generalmente funcionales y desaparecen espontáneamente. Durante la ovulación se forma un folículo que no logró romperse para liberar al óvulo, el líquido dentro del folículo no se reabsorbe y se queda en forma de quiste.


Síntomas
Menstruaciones irregulares.
Dolor pélvico
Dolor pélvico poco antes de la menstruación o justo después de que termina.
Dolor pélvico durante las relaciones sexuales.
Nauseas, vómito o dolor de los senos.
Inflamación abdominal.
Presión en el recto o riñón.
Para que estés bien

Sí tienes uno o varios de los síntomas anteriores, es importante que acudas con tu ginecólogo para una revisión.

Los quistes no se pueden prevenir, sin embargo, las revisiones pélvicas periódicas pueden ayudar a detectarlos a tiempo y vigilar su desarrollo.

Es muy importante que siempre anotes en un calendario, la fecha de inicio y fin de tu menstruación, así como anotar cualquier cambio que notes, tanto en duración como en cantidad.