Los terribles daños de la droga éxtasis

Gracias a diversos estudios se ha podido determinar que el éxtasis puede traer daños irreversibles en el cerebro y puede causar el mal de Parkinson, entre otros trastornos neurocerebrales.

Una reciente investigación realizada por George Ricaurte, investigador de la Universidad de Johns Hopkins, demostró que los daños causados por el éxtasis, una de las drogas con mayor consumo en el mundo, pueden ser irreparables. Uno de los más grandes resultados reportados por esta investigación fue la relación que puede existir entre el consumo de esta droga y el desarrollo del Parkinson y otros trastornos neurocerebrales.

El especialista cree que el consumo del éxtasis es en realidad una forma de poner en riesgo la salud del cerebro. “yo no arriesgaría así mi cerebro”; aseguró el especialista.

La creencia generalizada de los jóvenes tiende a asegurar que el éxtasis es una droga que no presenta mayores riesgos a su consumidor desde que este no la mezcle con bebidas alcohólicas. Para el especialista George Ricaurte esta creencia puede estar descartada si se tienen en cuenta los resultados obtenidos por las investigaciones que él ha realizado; ya que “el consumo de éxtasis destruye las terminales de las células cerebrales que producen serotonina (un neurotransmisor que regula la agresividad, el ciclo del sueño y el estado de ánimo) y las terminales de células que producen dopamina (vinculadas con el movimiento, las respuestas emocionales y cognitivas, y a los centros del placer)” así lo explicó el especialista en una entrevista concedida al periódico El Tiempo.

Es importante tener en cuenta que los resultados obtenidos en los estudios que se practican con animales pueden ser proyectadas a los humanos ya que la dosis por lo general son muy parecidas a las consumidas por los humanos consumidores de éxtasis.

En la investigación realizada por Ricaurte los animales recibieron dosis muy parecidas a las que consume una persona común en una fiesta y el daño cerebral causado a los animales fue bastante considerable. Cerca de un 80 % del cerebro fue afectado por el uso de esta droga lo que podría considerarse como “Una lesión severa” en palabras del especialista.
Según la investigación las dosis que consume una persona en una fiesta puede ser suficiente para causar daños irremediables en su cerebro. Los daños irreversibles en el cerebro no sólo se ven en quienes consumen la droga de manera habitual.

Y aunque hasta el momento no se ha podido determinar la magnitud de los daños causados por el consumo del éxtasis. Es seguro que las personas que consumen éxtasis tienen un mayor riesgo de desarrollar una enfermedad parecida al mal de Parkinson se presenta por niveles bajos de dopamina en el cerebro.

Por el momento se están realizando nuevos estudios para terminar de verificar los daños que el consumo de éxtasis puede causar debido a su influencia en los niveles de serotonina en el cuerpo humano.

No obstante; aunque todavía no se conozcan todas las consecuencias que el consumo de éxtasis puede traer al cuerpo humano, el evitar su uso podría ser la mejor opción. Ya que como lo asegura Ricaurte “el sólo hecho de que esta droga cause un daño en células cerebrales me parece bastante grave. Las células en el cerebro, en general, no tienen la capacidad de regenerarse a largo plazo. Y eso me parece suficiente argumento para que una persona reflexione seriamente antes de usar esta droga”.

Basada en entrevista realizada por El Tiempo.