Hierro

El hombre adulto contiene de 3 a 5 gramos de hierro, distribuidos en todas las células, estableciéndose dos compartimientos: funcional y de reserva.

La deficiencia de hierro ocupa el tercer lugar entre las nutricionales, siendo los grupos más vulnerables los menores de 2 años, embarazadas, adolescentes y mujeres en edad fértil.

La deficiencia de hierro conduce a la utilización de sus depósitos y depleción progresiva. La sintomatología clínica se caracteriza por astenia, anorexia, fatiga, deterioro del rendimiento físico y aumento de la susceptibilidad a las infecciones.

La carencia de hierro se manifiesta finalmente por el desarrollo de la Anemia.


Importante:

El hierro se presenta en los alimentos en 2 clases: Hierro hémico y no hémico.

El hierro hémico es el mejor hierro alimentario, porque no hay nada que destruya su absorción y su aprovechamiento. Los únicos alimentos que tienen hierro hémico son las carnes ( vacunas, aves, pescados), por lo tanto la mayor parte de los alimentos, tienen hierro no hémico. Cuando la carne está ausente de la dieta, la disponibilidad de hierro se reduce notablemente.


Funciones Principales

·Cumple un papel esencial en el organismo como componente de moléculas encargadas del transporte y almacenamiento de oxígeno ( Hemoglobina , mioglobina).
·Integrante de sistemas de transferencia de electrones y de diversas enzimas.
·Es necesario para el normal funcionamiento de los mecanismos de defensa del organismo.


Alimentos Fuentes

Carnes (vaca, pollo, pescados), hígado, tomate, porotos, coliflor. En menor cantidad en los vegetales verdes, cereales y legumbres. La leche y derivados son muy pobres en hierro.