Estrés laboral

EL ESTRÉS LABORAL, LA ENFERMEDAD DEL SIGLO XXI

El estrés laboral, un estado de desequilibrio consecuencia de la incapacidad de responder ante las demandas laborales, cobra de día en día mayor cantidad de víctimas. Un análisis de la situación vivida más el apoyo de familiares, amigos o compañeros de trabajo puede ayudar a superarlo.

La sociedad actual ve cada vez con mayor naturalidad la existencia de estrés laboral. De hecho, un 80% de los trabajadores se plantea cambiar de trabajo por este motivo. En algunos casos, la imposibilidad para cumplir con las expectativas de la empresa, genera ansiedad y malestar físico y emocional.

El estrés laboral no sólo es un tema de preocupación para quienes lo padecen o para las personas que les rodean. Comienza a inquietar a toda la sociedad y la Organización Internacional del Trabajo (OIT) destaca la peligrosidad de este fenómeno para las economías de los países.

Esto se debe a que el estrés laboral es capaz de resentir la salud física y mental de los trabajadores, y en consecuencia, la productividad nacional. Además, según la OIT es relevante que las empresas ayuden a sus empleados a combatir el estrés para lograr mayor eficacia y rentabilidad en el trabajo y por lo tanto, mayores beneficios.

¿Qué es el estrés laboral?
El estrés es un cambio a nivel físico y psicológico provocado por una situación estresante. En el caso del estrés laboral, el estresor sería el desequilibrio entre las demandas y expectativas de la empresa y la capacidad del trabajador para enfrentarse a ellas y llevarlas a cabo.

Un aspecto relevante son los recursos para afrontar el estrés. El problema que desencadena la crisis no es la demanda excesiva en el ámbito laboral, sino la falta o percepción de falta de recursos para hacerles frente. Cuando se habla de percepción de falta de recursos, se refiere a que se dan ocasiones en las que teniendo los recursos, destrezas o habilidades necesarias para responder a la demanda, el trabajador percibe que no los tiene y entra en crisis.

¿Qué factores propician la aparición del estrés laboral?

Cuando se habla de estrés en el trabajo, se cree que solamente hay un factor que lo motiva. Este factor suele ser el exceso de trabajo exigido por la empresa o la imposibilidad de cubrir las expectativas de ésta. Aunque éste es uno de los factores más relevantes que desencadenan el estrés, existen otros que no conviene olvidar.

La personalidad, la objetividad o subjetividad del propio individuo, su escala de valores, su situación socio – económica, las experiencias vividas, la hostilidad del medio en el que se desenvuelve, también favorecen o impiden la aparición de estrés laboral.

¿Cómo hacerle frente?

El estrés laboral es un problema que crea una gran crisis en la persona que lo padece. Esta crisis, en muchas ocasiones, impide a la persona tomar conciencia de manera objetiva de la situación, y en consecuencia, no poder afrontarla de la mejor forma. Hay dos estrategias básicas de afrontar una situación estresante: de una manera activa o evitarla. Sin embargo, decir cuál es la más idónea no resulta posible pues depende de los acontecimientos.

Si una persona, ante un conflicto laboral objetivamente superable, percibe que lo puede superar, lo afronta de una manera activa logrando una solución eficaz de sus problemas. Por el contrario, si este conflicto objetivamente superable lo percibe como imposible, el trabajador lo evitará y esto le acarreará un trastorno psicológico transitorio. Sin embargo, una situación laboral imposible de superar, si es percibida por el trabajador tal y como es, afronta la situación de una manera activa, el resultado le provocará un trastorno psicológico transitorio.

Sin duda, superar acontecimientos estresantes de manera satisfactoria favorece la maduración, es decir, adquirir recursos útiles para poder, en ocasiones posteriores, afrontar crisis laborales de la manera más eficaz. El apoyo de la familia, amigos o compañeros de trabajo, puede ayudar a la persona a visualizar mejor la realidad y también pueden prestarle los recursos que necesita para superar el estrés.