Escorpiones

Desde hace unos años, la Ciudad de Buenos Aires y el Conurbano Bonaerense han experimentado la aparición de escorpiones , especie arácnida nunca antes señalada como preocupante en esta región. Por cierto, pese a que según los conocimientos de los especialistas, ciertas variedades de escorpiones habitan desde la época fundacional, nunca antes habían adquirido relevancia pública como ahora.
Las dos especies detectadas son el Bothriurus Bonaerensis y el Tityus Trivittatus:

  • Bothriurus Bonaerensis: de color marrón oscuro, mide aproximadamente cinco centímetros de largo. Se caracteriza por vivir en ambientes naturales. Su hábito principal es construir túneles y galerías en interiores de materiales que se encuentran en la naturaleza, por lo que vive la mayor parte del tiempo en la oscuridad. Esta especie es inofensiva para el hombre.

  • Tityus Trivittatus: de color marrón claro, mide también unos cinco centímetros de longitud. Se lo halla en áreas urbanizadas y es de hábitos nocturnos. Suele merodear cañerias, cloacas, fosas de subterráneos, etcétera. Se alimenta de arañas, pequeños insectos e incluso otras especies de escorpiones. Esta especie es venenosa y la más peligrosa de las encontradas en la ciudad; en una etapa inicial, el veneno de este escorpión provoca un dolor irritante en la zona de la picadura. Posteriormente se pueden presentar insuficiencia respiratoria, náuseas y mareos. Los cuadros de susceptibilidad aguda pueden estar acompañados de hipertemia, problemas psicomotores y taquicardia. Si bien rara vez se produce la muerte del paciente, algunas evoluciones clínicas son lentas y complejas. Los casos fatales se encuentran asociados principalmente a personas con problemas cardíacos.

Como siempre, ante un caso de picadura de escorpión se recomienda acudir inmediatamente al médico. No obstante, cuando la víctima presenta síntomas asociados a la acción del veneno del Tityus Trivittatus, se sugiere administrar antitoxina tetánica como medida de primeros auxilios.

Donde se encuentran

Los escorpiones están distribuidos por la mayor parte de las regiones cálidas del globo. En Argentina el orden Scorpiones está representado por 45 especies pertenecientes a dos familias: Buthidae y Bothriuridae; a la familia Buthidae pertenecen los escorpiones más peligrosos por su picadura.
Varias especies de escorpiones pueden encontrarse en áreas urbanas o periurbanas: Timogenes elegans es un escorpión de gran tamaño que puede medir hasta 12 cm; Bothriurus prospicuus mide entre 2,1 y 3,2 cm. Es raro encontrar ambas especies en áreas urbanas.
Por el contrario, existen otras dos especies que habitan en áreas urbanas y que, por su abundancia, preocupan al hombre: Bothriurus bonariensis y Tityus trivittatus.

Síntomas de la picadura

La gravedad del accidente es variable y los síntomas que se presentan dentro de las dos primeras horas de ocurrido el accidente permiten determinar su gravedad.
En casos leves se siente un fuerte ardor local, edema, mareos, nauseas y problemas respiratorios leves, pero estos síntomas declinan en unas pocas horas.
En casos graves se producen, además, serios trastornos del ritmo cardiorrespiratorio y alteraciones digestivas, especialmente vómitos.
Ante la picadura de un escorpión, se debe recurrir inmediatamente a la consulta médica. Además, es conveniente capturar el escorpión ya sea vivo o muerto. En caso de matarlo trate de no destrozarlo para que posteriormente pueda ser identificado. Si puede, identifíquelo utilizando las características mencionadas y aplicar hielo en el lugar de la picadura para aliviar el dolor y retrasar la absorción del veneno.

Tener muy en cuenta

Para prevenir las picaduras de escorpiones, es necesario evitar caminar descalzo, especialmente durante la noche cuando los escorpiones están más activos. Mantener limpios los baldíos cercanos a su domicilio, no introduzca las manos en huecos de árboles, cuevas, troncos caídos, debajo de piedras o cualquier otro lugar que pueda servir de refugio a escorpiones, en los campamentos no olvide cerrar correctamente las carpas.
También se recomienda que sacuda las prendas y zapatos antes de vestirse y la ropa de cama antes de acostarse y desinfectar periódicamente la vivienda, principalmente resumideros, cámaras sépticas, rejillas de desagües cloacales.
Mantenga la higiene dentro de la vivienda, especialmente en rincones, detrás de muebles, etc.
Para que sea posible la elaboración del suero antiescorpión es necesario contar con el veneno de un número suficiente de escorpiones. Por esta razón, se recomienda su captura y envío al Centro de Zoología Aplicada o al centro de salud más cercano, para su derivación.