Diálogo con un nutricionista

El reporte de la Organización Mundial de la Salud revela que las tasas de obesidad en el mundo se están incrementando. El 25% de la población estadounidense, para citar uno de los ejemplos, padece problemas de sobrepeso. Sin embargo, las últimas investigaciones sobre este tema revelan que, además de los problemas de salud derivados de la obesidad, se presentan -especialmente en los jóvenes- problemas psicológicos derivados de su incapacidad para cumplir con unos parámetros estéticos en los que la gordura no es aceptada socialmente. Para entender esta realidad, se entrevistó a la Dra. Zuleta Franco, médica nutricionista de la Organización Sanitas Internacional, de Bogotá, Colombia.

¿En qué área de la obesidad trabaja Usted?

En la nutrición, mi área de trabajo es la búsqueda de un punto de equilibrio entre lo que la gente come y su salud. Los hábitos alimenticios suelen ocupar buena parte de la vida cotidiana de una persona. De acuerdo con esos hábitos, yo trabajo para crear un punto de equilibrio entre tres aspectos: cuánta energía requiere un individuo, qué tipo de alimentos consume y cuál es el efecto en la salud.

Esto suena sencillo, pero ¿está la gente dispuesta a trabajar en estas tres áreas?

Desafortunadamente la bulimia y la anorexia , problemas psicológicos derivados de la imagen que cada persona tiene de su cuerpo, siguen en aumento, por lo menos eso se ha revelado como una constante en mi trabajo. Frecuentemente, fijar parámetros y rutas de acción en materia de peso es difícil, pues las personas tienen conceptos “ideales” de lo que debe ser su peso, no basados en criterios de salud, sino de belleza, generalmente, coincidentes con lo que muestran los medios de comunicación.

Hay niñas entre los 14 y 15 años que son llevadas a consulta porque sus mismos padres consideran que están pasadas de kilos. En muchos de estos casos, el paciente no se siente inconforme con su peso. La presión, no sólo causada por la familia sino también por su grupo de amigos, termina generando un complejo cuando realmente no existe ninguna anormalidad.

¿Cuáles son los últimos descubrimientos o enfoques en nutrición?

En la nutrición, el descubrimiento más relevante es que el estilo de vida está ligado a la buena salud. El buen dormir, el ejercicio, así como la cantidad y calidad de alimentos que se consumen, generan un resultado positivo a nivel corporal. Si el estilo de vida de una persona es agitado, sin ningún tipo de cuidado alimenticio, sin ejercicio o descanso, entre otros factores, la salud se verá afectada constantemente. Las defensas son menores, el estado de ánimo no es el mejor y, seguramente, existirá la predisposición a enfermedades. Mi profesión se enfoca, específicamente, en crear conciencia de la importancia que tiene una buena alimentación en lacalidad de vida.

¿Cuál es su opinión sobre el boom de las dietas?

En gran medida, el problema de las dietas no está ligado a sus falencias intrínsecas, sino a que, en realidad, no existe una única dieta que sea útil para todo el mundo. De esta forma, los consejos publicados por medios de comunicación sobre dietas novedosas e infalibles, están llenos de malicia, puesto que cada organismo es distinto y, en consecuencia, requiere de tratamientos diversos.

En todo caso, se debe desconfiar de las dietas que excluyen algunos grupos de alimentos (como grasas o vegetales), a menos de que realmente tengan que suprimirse por factores específica e individualmente perjudiciales como el azúcar, la sal o los colorantes (cuyos efectos nocivos han sido probados, por su incidencia sobre enfermedades como la diabetes o gastritis).

Toda dieta que controle y regule, más no prohíba, es buena. La idea para adelgazar o aumentar de peso no es dejar de comer o negar algún tipo de alimento, siempre que sean, no sólo de calidad, sino también correctamente combinados. Las dietas no supervisadas por el nutricionista causan desordenes nutricionales y hasta enfermedades.

¿Qué opina sobre la obsesión de las personas con el peso corporal?

La obsesión de muchas personas con el peso crea un bloqueo mental. El simple hecho de estar obsesionados erige una barrera psicológica que no permite modificar benéficamente el peso. Este tipo de problemas deben tratarse con un psicólogo.

Muchas veces, una persona obesa realiza ejercicios y se mira al espejo sin ver cambios rápidos, lo que crea una desmotivación que no le permite adelgazar por más esfuerzos que realice. A esto se le llama bloqueo mental. También sucede el caso contrario, la persona quiere aumentar de peso tan obsesivamente que no lo logra, incluso al consumir alimentos en grandes cantidades. Las dos formas de obsesión pueden traer graves inconvenientes.

¿Qué opina sobre los patrones de belleza física y su énfasis en el peso?

La sociedad ha creado conceptos de belleza errados. Se piensa que la única manera para admirar la belleza es en personas delgadas, esto no es así. Cada persona tiene una constitución diferente, por lo tanto no se pueden acondicionar a una forma física a la cual no corresponden.

En numerosas ocasiones, la estatura no concuerda con el peso, algunos pacientes han aumentado o disminuido el volumen por fuera de su condición física normal, esto se debe alguna insinuación del entorno, en donde les dicen que están un poco pasados de peso.

¿Cuál es el método para bajar de peso o mantenerse saludable?

El mejor método es combinar estos factores:

  • Comer en cantidad y calidad, de manera controlada, combinando alimentos energéticos, proteínas, carbohidratos y grasas.
  • Hacer ejercicios adecuados. Caminar, practicar algún deporte en donde se ejerciten la mayoría de músculos y contrarrestar las grasas.

¿Cuál es el futuro de la nutrición?

El futuro de la nutrición no está sólo en el área médica, también se puede tener un campo de acción en la industria alimentaria, el deporte y la educación.

En este último aspecto es donde se revelan mayores logros. Yo, por ejemplo, atiendo alrededor de 80 pacientes diarios que, en la mayor parte de los casos, persiguen metas de salud, en primera instancia y, de belleza, en segunda. Ellos están encontrando en la nutrición, una respuesta para equilibrar su forma de vida.

De este tema educativo se desprende la industria alimenticia y el deporte. En el primer área, porque las regulaciones estatales se están incrementando y, los propios consumidores buscan productos recomendados por los nutricionistas. Así, las empresas agroindustriales han tenido en cuenta estos factores para modificar sus métodos de producción. En la segunda, las propias entidades medicinales como en la que yo trabajo (Colsánitas) han desarrollado centros deportivos -spas- donde se involucran los aspectos de nutrición y deporte, para alcanzar mejores resultados en los tratamientos.

Copyright Bibliomed