Cirugía refractiva

Autor: Eduardo Arenas Archila, MD.

Las ametropías en general son consideradas defectos, pero no enfermedades, pues en su mayoría son debidas a alteraciones en el tamaño o en la forma del ojo . Como ejemplo, la miopía que consiste en dificultad para ver de lejos se debe a que el ojo es mas grande que lo normal , mientras que en la hipermetropía sucede lo contrario y el ojo es ligeramente mas pequeño. Los astigmatismos en general se deben a falta de regularidad en la superficie anterior del ojo en especial de la cornea y finalmente la presbicia es la pérdida paulatina de la capacidad de enfocar objetos pequeños a corta distancia ,después de los 40 años de edad.

Las ametropías relacionadas con el tamaño del ojo en general tienden a estabilizarse después de los 20 años , pero existe un 7% de miopes en los que el tamaño del ojo continua aumentando hasta la cuarta o quinta década de la vida. El astigmatismo tiende a estabilizarse mucho mas temprano y se modifica muy poco en el curso de la vida, sin embargo existen astigmatismos progresivos que pueden ser el comienzo de una enfermedad grave llamada queratocono.

Todos los defectos refractivos anteriormente mencionados pueden corregirse con el uso de anteojos o lentes de contacto, sin embargo la oftalmología en los últimos años ha logrado perfeccionar diferentes técnicas quirúrgicas que pueden corregir o mejorar en gran cantidad la mayoría de estos defectos . Estos procedimientos se conocen bajo el nombre general de

Este tipo de cirugía puede ser realizada únicamente por médicos entrenados en Oftalmología y con especial conocimiento en el manejo de las últimas tecnologías que le permitan primeramente elegir cuando esta indicada una cirugía y si hay contratiempos durante la operación o después de ella , saber manejarlos en forma adecuada.

La cirugía refractiva es un acto médico de alta responsabilidad y no esta indicada en la totalidad de los individuos con defectos refractivos. El oftalmólogo idóneo especialista en cirugía refractiva sabe seleccionar cuidadosamente los casos que son susceptibles de cirugía y advertirá al paciente sobre las posibilidades , riesgos y cuidados después de realizado el procedimiento. En muchos casos la cirugía de realiza cuando por motivos médicos el defecto refractivo de un ojo no es compatible con el otro y lo que se busca es lograr una mejor visión de conjunto con ambos ojos.

En general el cirujano refractivo lo que busca es eliminar la dependencia absoluta del uso de anteojos o lentes de contacto , o en muchas ocasiones buscar una solución diferente a los lentes de contacto en muchas personas que después de estar adaptadas comienzan a mostrar signos médicos de rechazo.

Algunas personas a pesar de tener éxito inicial con el procedimiento refractivo requeriran del uso de anteojos para ciertos oficios , por pérdida de la estabilidad o simplemente por cambios impredecibles en las dimensiones de los ojos.

En la actualidad la mayoría de los procedimientos refractivos se realizan con sofisticados y costosos equipos de Laser.Recientemente se ha introducido una nueva tecnología denominada Excimer personalizado que consiste en un estudio de la forma individual como ve cada ojo ,lo cual es archivado en un software mediante un aparato llamado Aberrometro o Wave Front , que reproducirá el día de la cirugía las mismas características de la visión individual. Hay otras alternativas para defectos mas complejos y otros procedimientos que se encuentran en el momento actual en acelerado desarrollo.

Desde la llegada de los láseres excímer en los años 90 , la cirugía refractiva ha sufrido un fuerte desarrollo y en la actualidad se considera una subespecialidad bien establecida dentro de la Oftalmología. Ser cirujano refractivo no es apretar un pedal de un láser excímer, sino conocer multitud de técnicas quirúrgicas y, más aun, saber resolver todas las posibles complicaciones que puedan derivar de ellas.