BOTIQUIN DE PRIMEROS AUXILIOS

Es imprescindible tener en casa de un botiquín de urgencia en caso de accidentes domésticos. También, cuando vamos a viajar, es recomendable llevar con nosotros un botiquín:

Analgésicos: paracetamol, ácido acetilsalicílico, metamizol, etc.

Antitérmicos: paracetamol, ácido acetilsalicílico, etc.

Antihistamínicos: tanto en crema cómo por vía oral, para los procesos alérgicos y las picaduras. Loratadina, astemizol, dexclorfeniramina,

Antieméticos: para evitar los vómitos en el caso de que se produzca una gastroenteritis. Metoclopramida, doxilamina, tietiperazina, etc.

Antidiarréicos: para evitar la deshidratación, causada por las diarreas, en el caso de que se produzca una gastroenteritis. Loperamida.

Sobres de rehidratación oral: mezcla de sales, azúcares y otros componentes, necesarios en el caso de una deshidratación.

Termómetro

Material de cura básico: desinfectantes como yodo, gasas, apósitos estériles, vendas etc...

En el caso de que se lleve alguna medicación inyectable, se debe llevar agujas y jeringas desechables.

Soluciones repelentes de los mosquitos.

Cremas de protección solar