Asma

¿Qué es el asma?

  • El asma es una enfermedad inflamatoria crónica de las vías aéreas, caracterizada por una obstrucción generalizada y variable de las mismas, reversible de manera espontánea o después del tratamiento.
  • Por tanto, existe una inflamación a nivel de la pared de las vías aéreas, que ocasiona que se cierren, dificultando la entrada y salida de aire de los pulmones: sensación de ahogo.
  • Aunque a veces la obstrucción mejora espontáneamente, lo habitual es que necesitemos un tratamiento médico.


Importancia del asma bronquial

  • En España, el asma afecta a un 4-5% de la población general y a un 7-10% de la población infantil.
  • Se producen más de 100.000 casos nuevos cada año.
  • Esto genera una gran demanda de asistencia médico-sanitaria y supone una de las mayores cargas sociales por originar:
    • Disminución de la calidad de vida.
    • Ausentismo laboral y escolar importante.
    • Gran costo económico.

Dimensión socio-sanitaria del asma

  • Prevalencia del 4-5% (7-10% en niños).
  • Incidencia de 100.000 casos nuevos anuales.
  • Más de 4 millones de consultas médicas al año.
  • Gasto que genera: 0,5 millones de pesetas por paciente al año.
  • Elevado absentismo laboral y escolar.


¿Es el asma una enfermedad alérgica?

  • Existe una tendencia hereditaria a desarrollar reacciones alérgicas, que se denomina atopia.
  • En los pacientes atópicos, suceptibles de presentar reacciones alérgicas, la inhalación o ingestión de alergenos o partículas a los que están sensibilizados, puede producir asma. Es el asma extrínseca.
  • En el llamado asma intrínseco, de origen desconocido, hay ausencias de datos de atopia.

 

¿Puede remitir el asma espontáneamente?

  • La mitad de los niños que comienzan a tener síntomas asmáticos antes de los 7 años se ven libres de síntomas en la juventud.
  • Sin embargo, un 80% de los niños que presentan asma grave permanecen con síntomas en la edad adulta.
  • Pacientes que llevan años libres de síntomas, pueden presentar recaída en cualquier momento.

Causas desencadenantes del asma.

  • Todos los pacientes asmáticos, ya sea la enfermedad de naturaleza alérgica o de etiología desconocida, presentan Inflamación de la pared de las vías aéreas.
  • Los Factores Etiológicos son aquéllos con capacidad para inducir inflamación en las vías aéreas.
  • Los Factores Desencadenantes son los que precipitan la obstrucción bronquial, provocando crisis y agudizaciones.

Síntomas habituales de los pacientes con asma.

El asma se manifiesta por cuatro síntomas fundamentales, que se presentan de forma variable, en crisis episódicas:

  • Sensación de falta de aire: Disnea.
  • Ruidos dentro del pecho, como pitos, originados al pasar el aire por las vías aéreas más estrechas: Sibilancias.
  • Tos.
  • Opresión torácica.

Estos síntomas pueden estar ausentes en proporción variable dependiendo de los enfermos y de los diferentes momentos de la enfermedad. Es muy típico que los pacientes presenten síntomas nocturnos o tras la realización de ejercicio físico


¿Cómo se diagnostica el asma?

  • Los Síntomas típicos de esta enfermedad deben hacer sospechar su existencia.
  • Si se sospecha una alergia y la historia del paciente no es suficiente para identificar el alergeno, hay que recurrir a las pruebas inmunoalérgicas, para, una vez detectado, poder evitar el contacto con él.
  • Las pruebas de función pulmonar son las que permiten detectar la obstrucción bronquial reversible. La prueba de mayor valor es la espirometría. Esta sencilla prueba consiste en soplar por un aparato capaz de medir los flujos respiratorios: el espirómetro.
  • La monitorización con un medidor de flujo PEAK-FLOW es fundamental en el control evolutivo del paciente asmático.
  • El peak-flow es un aparato sencillo que permite al paciente conocer el grado de obstrucción bronquial (ver gráfico).
    Así se obtiene el flujo espiratorio máximo.

El medidor de pico de flujo permite, incluso en casa, medir las variaciones del estrechamiento bronquial.


Clasificación del asma.

  • El asma puede presentarse de forma ocasional o con escasa repercusión para el paciente. Es el asma intermitente y sólo requiere el uso de fármacos broncodilatadores en el momento de presentarse los síntomas.
  • Es más frecuente que los pacientes con asma presenten síntomas prácticamente todos los días, aumentando por las noches o tras la realización de ejercicio físico. Esta situación define el asma persistente, que podrá ser leve, moderada o grave, dependiendo de la intensidad de los síntomas. El asma persistente requiere tratamiento continuado.

Frecuencia

Gravedad

Síntomas clínicos

Obtrucción bronquial

INTERMITENTE

LEVE

Síntomas breves y poco intensos de aparición inferior a una o dos veces por semana

FEV1 >= 80% del teórico.

Síntomas nocturnos < 2 veces al mes. Paciente asintomático entre los periodos de exacerbación

Variabilidad PF < 20-30%

PERSISTENTE

LEVE

Síntomas breves, de aparición 2 veces o más por semana pero menos de una vez al día

FEV1 >= 80% del teórico.

Síntomas nocturnos < 2 veces al mes. Las exacerbaciones pueden alterar la actividad física y el sueño

Variabilidad PF 20-30%

PERSISTENTE

MODERADO

Síntomas diarios

FEV1 >= 60-80% del teórico.

Síntomas nocturnos 1 vez a la semana

Variabilidad PF > 30%

Las exacerbaciones pueden alterar la actividad física y el sueño

FEV1 normal después del tratamiento broncodilatador.

PERSISTENTE

LEVE

Síntomas continuados

FEV 1 >= 60% del teórico.

Síntomas nocturnos frecuentes, casi diarios

Variabilidad PF > 30%

Exacerbaciones frecuentes con importante limitación de la actividad física y el sueño

FEV1 por debajo del valor normal a pesar del tratamiento.


* Para incluir a un paciente en uno u otro estado deben estar presentes una o más características.
* Siempre deben valorarse, junto a los datos actuales, la existencia o no de exacerbaciones graves previas a la hospitalización por asma en el año anterior.
* PF: Pico de flujo máximo.
* FEV1: Volumen espiratorio máximo en un segundo.


El tratamiento del asma.

  • El tratamiento del asma consiste en una serie de medidas básicas encaminadas a evitar el contacto con factores desencadenantes y en el uso de fármacos.
  • Los fármacos útiles en el asma se clasifican en dos grandes grupos:
    • Fármacos antiinflamatorios: que son fundamentalmente los corticoides administrados por vía inhalatoria (Corticoides inhalados y Nedocromil sódico).
    • Fármacos broncodilatadores: los denominados simpaticomiméticos. Estos pueden ser:

- De acción rápida: Salbutamol y terbutalina.
- De acción prolongada: Salmeterol y Formoterol.

    • Dependiendo de la forma de presentación del asma, el tratamiento será diferente:

Asma Intermitente:

Se deben utilizar broncodilatadores de acción rápida a demanda, es decir, sólo cuando haya síntomas.

Asma Persistente:

Deben utilizarse de forma regular los corticoides inhalados, para reducir o eliminar en lo posible el componente inflamatorio de la pared bronquial.

Los broncodilatadores de acción rápida se usarán si hay síntomas.

En caso de que haya que utilizar con frecuencia los broncodilatadores de acción rápida o se presenten síntomas nocturnos, se utilizarán de forma regular, broncodilatadores de acción prolongada, junto a corticoides inhalados.


¿Por qué existen diferentes tipos de inhaladores?

  • La medicación puede hacerse llegar al interior de los pulmones de muy diversas formas: cartucho presurizado convencional, sistema autohaler, inhaladores de polvo seco (sistema accuhaler, sistemas turbuhaler) o mediante cámaras espaciadoras.
  • En esencia, son diferentes formas de hacer llegar directamente los medicamentos al lugar donde deben realizar su acción, evitando así, en gran parte, sus efectos secundarios.
  • Es necesario que su médico le proporcione el sistema que mejor se adapte a sus necesidades y características personales.

 
Medidas generales para el paciente.

  • Evite los factores desencadenates.
  • No fume.
  • Haga ejercicio físico de forma regular.
  • Tenga siempre a mano un fármaco broncodilatador de acción rápida, para usar en caso de necesidad.
  • Si presenta síntomas durante el desarrollo de ejercicio físico, administre un fármaco broncodilatador previamente.
  • Realice el tratamiento tal y como le ha indicado el médico.
  • Monitorice regularmente su flujo espiratorio máximo con un peak-flow.