Aneurisma

Un aneurisma es un ensanchamiento o abombamiento anormal de una porción de una arteria, que tiene relación con la debilidad en la pared de dicho vaso sanguíneo. Algunas de las ubicaciones comunes de los aneurismas son, entre otras:

  • Aorta (la mayor arteria del corazón. Ver aneurisma aórtico abdominal y aneurisma aórtico torácico)
  • Cerebro (aneurisma cerebral)
  • Pierna (aneurisma en la arteria poplítea)
  • Intestino (aneurisma en la arteria mesentérica)
  • Aneurisma en la arteria esplénica

Causas, incidencia y factores de riesgo

Los aneurismas pueden ser congénitos o adquiridos y no se tiene una claridad exacta sobre sus causas. Los defectos en algunos de los componentes de la pared arterial pueden ser responsables de esta condición y en algunas casos, como el del aneurisma aórtico abdominal, se cree que la hipertensión es uno de los factores contribuyentes.

La aterosclerosis (acumulación de colesterol en las arterias) puede contribuir a la formación de ciertos tipos de aneurismas. El embarazo está frecuentemente asociado con la formación y/o ruptura de aneurismas en la arteria esplénica (la arteria que irriga el bazo).

Síntomas

Los síntomas varían dependiendo de la localización del aneurisma. Frecuentemente se observa hinchazón con una masa pulsátil (palpitante) en el sitio del aneurisma, cuando el problema se presenta cerca de la superficie corporal. Los aneurismas dentro del cuerpo y el cerebro a menudo son asintomáticos.

En caso de ruptura del aneurisma, se puede presentar presión sanguínea baja, ritmo cardíaco alto y mareo, y el riesgo de muerte a causa de dicha ruptura es alto.

Signos y exámenes

Para evaluar los aneurismas se realiza un examen físico, un ultrasonido y una TC.

Tratamiento

Generalmente se recomienda la cirugía. El momento y las indicaciones para dicha cirugía difieren dependiendo del tipo de aneurisma.

A algunas personas se les puede colocar un stent. Este procedimiento implica el uso de un tubo que se coloca dentro del vaso sanguíneo y que se puede llevar a cabo sin practicar una incisión, utilizando catéteres especializados que se introducen a través de las arterias a nivel de la ingle. Esto se denomina reparación endovascular, una nueva técnica que sólo debe ser practicada por médicos experimentados. Sin embargo, no todos los pacientes con aneurismas son candidatos para la colocación de stents.

Expectativas (pronóstico) 

El pronóstico usualmente es excelente si se tiene éxito con la cirugía de reparación.

Complicaciones

Las principales complicaciones del aneurisma son, entre otras: ruptura, infección y compresión de las estructuras locales. La ruptura de los aneurismas con sangrados masivos, lo cual es usualmente fatal, se presenta cuando existen aneurismas aórticos abdominales, aneurismas en la arteria mesentérica y aneurismas de la arteria esplénica.

La ruptura de aneurismas en el cerebro puede causar accidente cerebrovascular, discapacidad y muerte. La cirugía del cerebro para casos de aneurismas también puede provocar estas mismas complicaciones si el aneurisma se rompe durante el procedimiento quirúrgico y el sangrado no se puede controlar.

La infección del aneurisma, que usualmente sigue a una infección en otras áreas del cuerpo, puede llevar a enfermedad sistémica y ruptura. La trombosis del aneurisma se presenta cuando la sangre deja de pasar por dentro de dicho aneurisma, bloqueando el flujo posterior de sangre más allá del sitio donde se encuentra éste y privando así del suministro sanguíneo a los tejidos que se encuentran allí.

En ciertos casos, los aneurismas pueden comprimir estructuras vecinas, como los nervios, ocasionando déficits neurológicos como debilidad e insensibilidad. Este caso puede presentarse cuando existen aneurismas en la arteria poplítea.

Situaciones que requieren asistencia médica

Se debe buscar asistencia médica si se desarrollan nuevas masas en el cuerpo sean pulsátiles o no.

Prevención

El control de la presión sanguínea alta puede ayudar a prevenir algunos aneurismas y el control de todos los factores de riesgo asociados con la enfermedad aterosclerótica (la dieta, el ejercicio y el control del colesterol) puede ayudar a prevenir los aneurismas o sus complicaciones.